Category: Valores

El antiguo aroma de la estrategia empresarial de vanguardia

Con los paraguas cerrados y goteando, entramos con prisa en la pequeña sala de espera dejando atrás la lluvia y el estrecho callejón. Inmediata y casi imperceptiblemente, nos sentimos envueltas en el evocativo olor a incienso  —el aroma de la sanación.

Uno de los aspectos más maravillosos de mi trabajo como consultora de estrategia independiente es precisamente la oportunidad de conocer íntimamente, ver, oír y tocar los proyectos de la gente con todos mis sentidos. Les ayudo a dibujar un mapa estratégico personalizado y un plan de acción para su idea, organización o empresa. Por eso estábamos mi cliente y yo ese día de lluvia en una acogedora sala de espera, envueltas en una fragancia dulce de madera.

Mi cliente quiere abrir una pequeña empresa para ofrecer servicios de salud en Barcelona y está haciéndolo ella misma como creadora, inversora y trabajadora única. La estoy ayudando a dibujar el mapa que necesita para llegar a buen puerto. Está emocionada, asustada  y muy ilusionada.

Como es la primera vez que se embarca en este tipo de aventura, pensé que le ayudaría hablar con alguien que tiene un negocio bastante similar en tamaño y contenido para dar forma a sus ideas, pero lo suficientemente diferente como para que a esa persona no le preocupara que copiáramos su modelo.

Conocía la empresa apropiada en una ciudad cercana. Con mi red de contactos, encontré un colega que conocía personalmente al propietario y se ofreció a llamarle y pedirle que nos abriera las puertas a mi cliente y a mí y nos hablara de su experiencia.

Nos invitó a su local un viernes por la tarde. Y aquí comienza la historia.

En la puerta nos recibió el propietario, llamémosle Julián,

Continue reading »

El disco duro y el cerebro

La primera imagen es mi disco duro. Dejó de funcionar.

La segunda imagen es mi cerebro. Sigue funcionando.

Una diferencia importante entre lo que hacen nuestros ordenadores y lo que hacen nuestros cerebros es que aunque nuestros discos duros dejan de funcionar, nuestros cerebros no.

Otra diferencia es que los discos duros se fabrican en serie.

Nuestros cerebros son maravillosamente y excepcionalmente únicos.

Sí, es cierto.

Pero eso es solo el principio. Hay más.

Nuestros cerebros dan forma a quienes somos.

Y es quienes somos quienes dejan su huella en el mundo y en las personas que nos rodean.

No nuestros discos duros.

Es quienes somos quienes crean proyectos y se atreven a darles la vida, se atreven a fracasar y se atreven a volver a intentarlo.

No nuestros discos duros.

Hoy día, es una tentación fusionarlos —el cerebro y el disco duro— para convertirlos en uno, para celebrar sus similitudes, para desear que funcionen de la misma manera.

No lo hagas.

Te perderás conocer la misma naturaleza de tu existencia:

tu capacidad de pensar creativamente, de pensar despacio, de repensar;

tu capacidad de cometer errores, asumir riesgos, caer y volver a levantarte;

tu capacidad de conectar ideas, de percibir necesidades, de hacer preguntas y escuchar en silencio;

tu capacidad de crecer, de reír, llorar, enfadarte, pedir ayuda y luego aprender;

tu capacidad de sentir curiosidad, de ver la imagen completa, de caer en la cuenta;

tu capacidad de actuar, de dar un salto de fe, de desafiar a la razón, de empezar de nuevo, de cambiar de dirección;

tu capacidad de lograr el éxito al trabajar por lo que crees y sacar fuerzas de lo que valoras.

Lo que el mundo necesita, más que nunca, ahora mismo, es lo que ereslo que decidas ser, lo que decidas hacer, lo que decidas comunicar y a quien decidas comunicárselo.

Un ordenador y su disco duro no pueden hacer eso.

Tú y tu cerebro sí.

…………………….

Nota de la autora: la imagen del disco duro es de mi ordenador portátil Macintosh. La imagen del cerebro es de una resonancia magnética craneal que me había hecho porque tenía mucha curiosidad.

Si quieres ver algunos segundos de un cerebro —mi cerebro— en movimiento, haz clic aquí o mira el vídeo a continuación.


Sé innovador. Tu público come queso.

Pero no cualquier tipo de queso.

Miles de personas que viven en mi ciudad, Barcelona, están siguiendo una dieta específica que consiste en proteínas y verduras, poca grasa, casi nada de hidratos de carbono, ni aceite. ¿Puedes imaginar cuánta gente de esta gran metrópolis estará comiendo queso bajo en grasa mientras lees este artículo? Se trata de una tendencia que va en aumento y que probablemente alcanzará importantes cifras en los próximos años en Europa y América del Norte.

Sin embargo en esta misma ciudad, no conozco ningún restaurante que sirva siquiera un plato especialmente pensado para que estas personas sacien su apetito y puedan sentarse, relajarse y disfrutar con el resto de la población aficionada a comer fuera. Se quedan excluidas o deben romper su dieta. Esto les puede hacerse sentir frustradas y hasta puede llegar a afectar sus relaciones sociales.

Algo no cuadra. 

Continue reading »

Tres valores importantes para ti

Esto no es fácil de escribir y no sé muy bien por qué.‬

Una de las razones podría ser la levedad engañosa de la palabra ‘valores’ comparada con la profundidad de la influencia que la palabra tiene en nuestro mundo y en nuestra vida diaria.‬

¿Qué son los valores?‬Es una pregunta que los filósofos, escritores, poetas, políticos, creadores y gente común se han planteado desde que se creó el concepto hace mucho, mucho tiempo.‬

Wikipedia dice: «los valores personales constituyen una referencia interna para lo que es bueno, beneficioso, importante, útil, hermoso, deseable, constructivo etc. Los valores generan un comportamiento [...] y dan respuestas a las preguntas de por qué las personas hacen lo que hacen y en qué orden deciden hacerlo».‬

Pero no necesitamos estas definiciones. ‪‪Porque inherentemente todos sabemos qué son los valores.‬ ‪Reconocemos lo que son con mucha más claridad de lo que seguramente podamos describirlos.‬ ‪Los valores residen muy dentro de nosotros, en el interior del yo individual y colectivo.

Creo que la razón de que este artículo no fuera fácil de escribir se debe a la naturaleza misma de los valores —de su profunda interiorización en nosotros mismos y en nuestra sociedad.‬ ‪A veces buscar dentro de una misma y poner en palabras lo que encuentra puede ser un poco complicado.

Cuando me encargué a mí misma y a algunos colegas la tarea de nombrar los tres valores más importantes para cada uno de nosotros, encontré silencio, sonrisas, labios fruncidos y ojos mirando el cielo mientras buscaban a tientas las palabras.‬ ‪Al final, todo el mundo logramos nombrar tres, pero el esfuerzo que nos costó me intrigó.‬ ‪Quise saber más.

Así que salí a la calle en Barcelona una tarde de fin de semana con una grabadora digital para averiguar cuáles eran los valores más importantes para las personas —personas que no conocía, escogidas al azar.‬ ‪La pregunta no era fácil de formular ni la respuesta fue fácil de encontrar para algunas personas; aunque todas parecían sinceras en sus respuestas y todas se tomaron la pregunta muy en serio.

La pregunta básica que les hice fue: ¿Cuáles son tres valores importantes para ti que buscas en los demás o en la sociedad?

Y esto es lo que respondieron:‬

Si te tomaras un momento para responder a la misma pregunta ¿qué dirías?‬ ¿Cuáles son tres valores importantes para ti que buscas en los demás o en la sociedad?‬

1.______________
2.______________
3.______________

Ahora pasemos a tu proyecto, organización o empresa.‬ ‪¿Refleja con claridad alguno de los tres valores que acabas de nombrar?‬ ‪¿En la declaración de la misión?‬ ‪¿En los objetivos?‬ ‪¿En la relación con tu público?‬ ‪¿Te guían en tu gestión diaria?

Se podrían reflejar en tu proyecto de muchas maneras diferentes.‬ ¿Por qué?‬

Continue reading »

Tu misión: Una historia bien contada

Esta es una historia con un final feliz. Trata sobre la comunicación de las misiones de nuestros proyectos. Es también una historia sobre peces.

En primer lugar, antes de empezar, debemos aclarar la diferencia entre misión y visión:

Una declaración de misión habla del propósito fundamental de la organización; trata del presente.

Una declaración de visión dice lo que el proyecto quiere ser o cómo se quiere que el mundo sea si la misión se logra; se centra en el futuro.

De todas formas, es común y aceptado el uso de una mezcla de los términos misión, valores, visión, filosofía o credo para referirse al propósito de una organización.

Y en segundo lugar, debemos dejar que la historia añada un poco de contexto a nuestro relato. La palabra misión viene de missĭo -ōnis (del verbo latino mĭttere), que significa «acción de enviar». En inglés, se empezó a usar a mediados del siglo XVI para referirse al envío del Espíritu Santo al mundo. Hoy, cinco siglos más tarde, podemos definir la palabra como un objetivo muy sentido, ambición o llamada.

Bien, esto nos sitúa un poco ¿no?

El principio


En el principio había un proyecto.

Pero antes de que el proyecto se convirtiera en realidad, primero era una idea. Una idea con la intención de crear, cambiar, realizar o producir algo. Cuando esta idea madura y se convierte en un proyecto con un propósito claro, entonces necesita un plan para alcanzar su objetivo particular o, en otras palabras, para lograr su ‘misión’.

En la formulación de cualquier plan, la declaración de misión debería ser el segundo elemento descrito justo después del nombre del proyecto, organización o empresa. Se debe indicar con claridad y valentía lo que hace el proyecto y lo que pretende lograr —su misión o razón de ser.

Todas las personas que entran en contacto con un proyecto deben saber cuál es su misión.

Continue reading »

Una pregunta sencilla

Hay una pregunta sencilla que debe hacerse.‬ Aquí está:‬

¿Qué porcentaje de proyectos y empresas en el entorno actual expresa claramente su misión, visión y valores a su público?‬

(Haz clic en tu selección)‬

Bajo‬

Medio‬

Alto‬

Tal vez te haya sorprendido la respuesta‬ ‪—o la pregunta.

O tal vez piensas que la pregunta debería ser esta:‬

¿Tienen la misión, visión y valores de un proyecto o empresa un lugar en la era digital, en entornos multiplataforma y en nuestras redes profesionales y sociales?

Esa es otra buena.‬ ‪Y aquí está la respuesta:

Sí.‬ ‪Porque estos elementos hablan de la razón de ser, el contenido central de un proyecto y lo que quieres que el público vea, conozca y lo que le haga sentir conectado. ‪Es tu historia.

En la próxima entrada voy a tratar y definir claramente estos términos clave, voy a hacer que sean ideas útiles, les quitaré el polvo, las haré brillar.‬ ‪Son la esencia misma de la buena estrategia.

Cartografía de economías

Vamos a tomar un término muy común y profundizar un poco en él. Economía. Podemos definir la economía como la riqueza y los recursos de una determinada área temática o geográfica al alcance de las personas, en cuanto a producción y uso de cosas materiales o ideas. Bien.

Ahora usemos esta definición para enmarcar el mundo de hoy. El mundo actual se puede concebir como una construcción de un número creciente de economías diferentes – autónomas y interconectadas. Definamos unas cuantas: tenemos la economía global en la que todos participamos, luego está la economía de cada país y luego la de la ciudad.

Pero dentro de esta cartografía básica de economías ¿qué otras áreas podemos esbozar para ver las distintas comunidades o tribus de relaciones?

La economía de la tecnología, la economía de la salud, la economía de las relaciones humanas, la economía de la comunicación, la economía de la cultura, la economía de la arquitectura, la economía de los alimentos, la economía de la narración de historias, de la artesanía, de la música, del ocio, de la belleza, de la justicia, de la consciencia, de la educación, del talento, del conocimiento, de la naturaleza, y, por qué no, la economía del alma.

Estas economías se superponen y se pliegan unas sobre otras; sus contornos están dibujados con líneas suaves y fluidas. Mirar el mundo con este nuevo mapa podría ayudarnos a ver con mayor claridad la extensión de nuestras áreas de influencia y contribución, y a visualizar y planificar el movimiento de nuestros proyectos con una mayor conciencia.

Apuesto a que, si ahora mismo te tomas un momento para contemplar con nuevos ojos la plenitud de lo que ayudas a crear y alimentar en este mundo, te dará una sensación agradable. Muy agradable.